Vuestro gran día toma 2!!. Reprogramando vuestra boda

Organizar vuestra boda ya es toda una hazaña, pero tener que cambiar la fecha en el último momento, es algo para lo que ninguna pareja está preparada.
Lo principal es no cancelar vuestro día especial, ¡sólo posponerlo!
Aquí hay algunos consejos positivos para reducir el estrés de reprogramar vuestra ceremonia cuando os enfrentéis a reservar una nueva fecha.

Elegid una nueva fecha mas pronto que tarde

En el caso de COVID-19 va a haber muchas parejas de bodas de primavera que buscan o buscarán una nueva fecha para su boda, así que cuanto antes elijáis una alternativa, más posibilidades tendréis de conseguir la nueva fecha que encaje mejor con vuestras preferencias.
Os sentiréis mucho mejor cuando hayáis decidido vuestra nueva fecha y podáis empezar a trabajar en el «Sí, quiero, toma dos».Hay algunas tarjetas de cambio de fecha maravillosas por ahí, desde la descarga de una simple plantilla que puede enviar por whatsapp a plantillas impresas que puede personalizar para el nuevo «save the date» la fecha y enviarla a los invitados.
Si habeis contratado a Tu Espejito Mágico para acompañarte en tu gran día, nos ofrecemos a diseñaros algo acorde con vuestras fotos personalizadas, de forma totalmente gratuita. Llámanos!!

¿Que tal reprogramar vuestra boda en Viernes o Domingo?

Para ampliar las posibles fechas disponibles, considerad la posibilidad de que vuestra boda no caiga en sábado.
Puede que incluso descubráis que los precios del lugar son más baratos y si vais a volar a un destino de boda, vuestros invitados podrían ahorrar considerablemente en el precio de su billete de avión y su habitación de hotel.
Las bodas en viernes son magnificas, dejándoos a vosotros y a vuestros invitados un encantador y largo fin de semana romántico y perezoso para recuperarse de la celebración y repetir una y otra vez los detalles de vuestro día especial.

Por mucho menos de lo que creéis podéis contar con los servicios de un «Ángel de la reprogramación» para que se encargue de todo

Cuando notifiquéis a vuestros invitados la necesidad de posponer la fecha de vuestra boda, remitidlos al mismo tiempo a la persona responsable, para que sea esa persona la que atienda todas las consultas de vuestros invitados por vosotros.
Su prioridad es ser el enlace con el lugar de celebración y todos los demás proveedores para encontrar una fecha que funcione para todos.Un «ángel de la reprogramación» puede quitaros una gran cantidad de estrés y ansiedad emocional de los hombros al responder a las ofertas y dudas con simpatía, en vuestro nombre.
Más tarde, cuando hayáis elegido vuestra nueva fecha, el ángel de la reprogramación puede participar en la parte práctica de ayudar a los invitados con sus propios arreglos de viaje y alojamiento.
Si lo necesitáis, preguntadnos, no nos dedicamos a ello, pero podemos recomendaros a los mejores profesionales de Málaga.

Aceptad lo que no podéis cambiar cuando reprograméis la fecha de vuestra boda

Cambiad lo que podáis y no desperdiciéis energía tratando de cambiar lo que no podáis.
Aceptad que no todos los proveedores de bodas de vuestra elección original estarán disponibles para la nueva fecha de vuestra boda… pero ellos seguirán queriendo hacer lo mejor para vosotros y no querrán decepcionaros.
En este caso, pedidle a vuestro proveedor que os sugiera un colega de confianza o un proveedor alternativo.
La industria de las bodas en España es pequeña y la red de proveedores locales a menudo se apoyan mutuamente, así que en lugar de buscar desde cero, confiad en su recomendación para un plan «B».

Consejo: comprobad cada contrato de proveedor individual con respecto a su política de cancelación y devolución de depósitos.

Priorizad vuestra lista de invitados

Otra realidad de la reprogramación de vuestra boda es que no podéis complacer a todos, siempre. Así que cuando se trata de decidir la nueva fecha de la boda, priorizad a los VIP esenciales sin los cuales vuestra boda no puede seguir adelante.
Al mismo tiempo, tened un plan de respaldo para los invitados que no puedan llegar a la nueva fecha. ¡Pregúntale a la persona que oficie la ceremonia si puede transmitirla en vivo!
Un portátil, table o móvil bien colocado y decorado con imaginación en una mesa de altar puede recoger cada palabra de vuestra ceremonia y retransmitirla en directo a los salones de los primos, familiares y amigos a los que les haya sido imposible asistir.
Recuerda que si utilizáis un software de videoconferencia como el Zoom, también podeis grabar todo el tiempo que estéis en directo, así que incluso podeis obtener vuestro propio vídeo extra como recuerdo de la boda.

Marca la fecha original de tu boda de una manera especial

Seguro que habréis invertido mucho tiempo y esfuerzo en planear el día original de la boda – y sin duda siempre recordaréis esa fecha como «el día en que debería haber sido vuestra boda». Así que reconocedlo y haced algo especial en esa fecha.
Abrid una botella de vino especial y levantad vuestras copas en un saludo al pasado, al presente y al futuro – porque todavía TENDRÉIS vuestra ansiada ceremonia de boda, pero no hoy.Si habéis visto la película Braveheart donde el héroe tiene una ceremonia secreta en la que la pareja se enlaza las manos con una cinta para reconocer su compromiso matrimonial … o la serie Outlander donde la pareja también se enlaza las manos en matrimonio, vosotros podríais literalmente «echaros el lazo» como símbolo de vuestra intención de casaros.
Sería precioso si pudierais incluir esa tela o cinta en vuestra boda en la nueva fecha – enlazada alrededor del ramo o como parte de una nueva ceremonia frente a testigos.

Una cosa es cierta, que cambiar de fecha no cambia vuestro amor.
El retraso de vuestro gran día, solo hará que lo deseéis con mas fuerza.
Os deseamos todo el amor durante esta dulce espera.

Join the discussion One Comment

Leave a Reply